Aprender a leer e interpretar a tu mascota es fundamental para entender lo que quiere y necesita, después de todo, su comportamiento es la mejor forma de comunicarse contigo. Además, como cuidador, seguro que conoces sus hábitos y conductas habituales, así que cualquier cambio podrá hacerte sospechar, dudar y hasta preocuparte. Por ello, el día de hoy traemos para ti algunas de las principales razones de por qué mi perro jadea mucho y está inquieto (más de lo normal). 

En primera instancia, debes saber que el jadeo es un comportamiento corriente de los perros, al igual que estar enérgico en ciertos momentos del día y de acuerdo a su edad. 


  1. Puede sentir dolor
  2. Ansiedad, estrés o miedo
  3. Parásitos
  4. Calor o exceso de ejercicio

1. Puede sentir dolor 

El dolor puede estar provocado por un traumatismo (como un golpe o caída), como síntoma de una enfermedad crónica o degenerativa (como la displasia), el envejecimiento y otros. Dicha dolencia puede afectar a tu mascota y hacerle adoptar algunas conductas inusuales, tales como jadear constantemente y estar más inquieto o nervioso.

2. Ansiedad, estrés o miedo

Si quieres saber por qué mi perro jadea mucho y está inquieto, deberías analizar su estilo de vida y rutina diaria. Sobre todo, si lo notas decaído, inapetente o muy apegado a ti. La ansiedad y el estrés, así como las conductas hiperactivas o nerviosas, suelen aparecer con frecuencia en perros que viven en pisos pequeños o son sedentarios. Falta de actividad y juegos, cambios bruscos u otros factores estresantes pueden llevar a tu mascota a jadear mucho y estar inquieto. Asimismo sucede con el miedo. Por ejemplo, ante una tormenta, fuegos artificiales o un paseo en coche (cuando no está acostumbrado), pueden llevarlo a mostrarse inquieto, lloriquear y jadear más. 

3. Parásitos 

Nerviosismo, rascarse excesivamente, llorar y jadear podrían indicarte el por qué mi perro jadea mucho y está inquieto, debido a la presencia de parásitos. Ya sean externos, como las pulgas, garrapatas y ácaros; o parásitos internos. En el caso de los primeros, suelen ser fáciles de notar, ya que generan molestia en la zona, enrojecimiento y otras, que llevan a tu mascota a sentirse agitado. Por su parte, los parásitos internos tienden a avanzar con rapidez y de forma imperceptible. Así que, además de la inquietud, debes estar atento a los siguientes síntomas:

  • Pérdida del apetito. 
  • Disminución de peso corporal. 
  • Alteraciones en las deposiciones (color, sangre, diarrea, puntos blancos). 
  • Vómitos 
  • Inflamación en el abdomen.

4. Calor o exceso de ejercicio 

Como ya has leído, los jadeos son parte de la conducta normal de estos animales. Sin embargo, uno de los por qué mi perro jadea mucho y está inquieto puede estar relacionado con el calor y el exceso de ejercicio. Por ejemplo, en verano es normal que tu mascota jadee, ya que la deshidratación y las altas temperaturas lo pueden estar afectando. Asegúrate de mantener agua fresca siempre a su alcance y no dejarle hacer ejercicio en las horas de mayor calor. 

👉🏼 ¿Aún tienes dudas?

Lo mejor para resolver tus dudas sobre este y cualquier otro tema relacionado con tu perro y su salud, es preguntarlo a profesionales veterinarios. En VetEasy puedes encontrar los mejores profesionales y clínicas veterinarias cerca de ti y abiertas por urgencias; son más de 3.500 opciones que puedes encontrar en un solo lugar. ¡Descúbrelas y pide cita