¿Notas la oreja de tu mascota hinchada o inflamada? Puede tratarse de un otohematoma en perros. La palabra te puede resultar extraña, sin embargo, no es raro que estos animales lo presenten, por lo menos, alguna vez en su vida. De hecho, son bastante comunes y siempre deben ser vistos por un profesional veterinario. Por ello, a continuación, te contamos qué es el otohematoma que sufren los perros, por qué aparece y cómo suele ser tratado. 


  1. ¿Qué es un otohematoma en perros?
  2. Por qué aparecen los otohematomas
  3. ¿Cuál es el tratamiento para el otohematoma en perros?
  4. ¿Pueden prevenirse los otohematomas en los oídos de los perros?

¿Qué es un otohematoma en perros?

Los hematomas son acumulaciones de sangre bajo la piel y, al tratarse de un otohematoma, significa que la misma se encuentra en la oreja. Más específicamente, es una inflamación que se ubica en el pabellón de la oreja, generada por la acumulación de sangre entre el cartílago de la oreja y la piel.  El otohematoma, junto con los abscesos, son las causas más frecuentes de la inflamación en las orejas. Y los síntomas asociados, son: 

  • Rascado de la zona afectada. 
  • Tu perro sacude la cabeza. 
  • La oreja estará inflamada o inflada.
  • También estará caliente la oreja. 

Por qué aparecen los otohematomas 

Por lo general, detrás de un otohematoma en perros, suele encontrarse algún trastorno en el oído. El mismo le genera molestia o picor considerable al animal, lo que lo lleva a rascarse de forma insistente y a sacudir la cabeza de manera violenta. Además, los cuerpos extraños, las infecciones y hasta los ácaros pueden desencadenar estos hematomas en las orejas. Por lo antes mencionado, el perro al golpear la zona repetidamente con fuerza o rascarse, puede generar una herida en el interior, lo que provoca sangrado y, en consecuencia, la acumulación de la sangre formando el otohematoma. 

¿Cuál es el tratamiento para el otohematoma en perros?

Si notas hinchazón en una de las orejas de tu mascota, así como molestia, debes llevarlo al veterinario. El especialista debe distinguir si se trata de la acumulación de sangre (otohematoma) o de pus. Con ayuda del otoscopio, el veterinario podrá examinar el oído y buscar el origen de la picazón o molestia. En el caso de que sea un cuerpo extraño, deberá extraerse, las infecciones bacterianas son tratadas con antibióticos y las infestaciones por ácaros con acaricidas. Es importante saber que los otohematomas en perros siempre deben tratarse por expertos. No solo debido a las molestias que genera, sino que, si no se tratan, la oreja puede deformarse de manera irreversible. De igual manera, para este tipo de hematoma los remedios caseros no son una opción, debido a que se debe atacar la causa subyacente y también extraer la sangre. Algunas veces con cirugía. 

¿Pueden prevenirse los hematomas en los oídos de los perros?

La examinación de los oídos y una higiene correcta es la mejor forma de prevenir un otohematoma en perros. Asimismo, arrancar los pelos ubicados en el interior del oído está contraindicado, ya que favorece la aparición de infecciones. Ante cualquier síntoma de algún problema en la zona, acude al veterinario, así disminuye la probabilidad de que se rasque, sacuda y se genere el traumatismo que produce el hematoma. 

👉🏼 ¿Aún tienes dudas?

Si tienes más dudas sobre si tu perro tiene un otohematoma, te recomendamos que te pongas en contacto con un veterinario para que analice los síntomas y diagnostique a tu compañero canino. En VetEasy puedes encontrar a los mejores veterinarios y clínicas veterinarias de confianza que te ayudaran en la salud de tu perro. ¡Descúbrelos y pide cita!