Puedes esperar este tipo de respiración después de que tu compañero realice alguna actividad física o si hace mucho calor. Sin embargo, si tu perro respira muy rápido puede tener otro origen. Y, sin importar la causa, la respiración acelerada tendrá que ser vista por un veterinario. Lo primero es determinar si de hecho tiene una respiración rápida, más allá de que lo parezca. Esta debe encontrarse entre 10 y 30 respiraciones por minuto en condiciones normales, y un poco más acelerada si hace mucho calor o acaba de hacer ejercicio. Ya que, en estos casos puntuales, sería fisiológica y no respondería a ningún problema de salud. 


  1. Causas sin otros síntomas de que mi perro respira rápido
  2. Principales causas de la respiración acelerada en perros

Causas sin otros síntomas de que mi perro respira rápido

De acuerdo al causante, tu perro podría experimentar otros síntomas que dan indicios de lo que sucede. Sin embargo, a veces, junto al aumento de frecuencia respiratoria, no se presentan otros signos, pudiendo deberse a: 

  • Dolor: No siempre es notable su procedencia, lo que facilita que pase desapercibido. Por ejemplo, con una fractura. 
  • Fiebre: Este es un síntoma de diversas enfermedades, sobre todo en estados iniciales, lo que hace que no siempre se puedan apreciar otros síntomas. 
  • Ansiedad: La respiración acelerada puede manifestarse como consecuencia de la ansiedad y el estrés. 

Por lo tanto, si tu perro respira rápido y no se debe a razones fisiológicas, sin duda debes llevarlo al veterinario. Tu mascota debe ser examinada y diagnosticada para aplicar los tratamientos adecuados. 

Principales causas de la respiración acelerada en perros 

A continuación, te contamos las causas más comunes de la respiración rápida en perros, según la situación: 

Mi perro respira rápido, pero también tiembla 

La intoxicación puede ser la razón por la que la respiración de tu perro está acelerada, sobre todo si también notas temblores, vómitos e hipersalivación. Productos como los insecticidas, detergentes, raticida y hasta alimentos o medicamentos para humanos pueden generarla y la intensidad de los síntomas dependerá de la cantidad de tóxico y tipo, así como del tamaño del perro. Además, las picaduras de insectos pueden desencadenar un shock anafiláctico, en el que la frecuencia respiratoria aumenta. Ambos casos son urgencias veterinarias

Respiración acelerada y decaimiento 

Otra situación a la que debes prestar atención, ya que un perro que respira rápido y corto, que está menos activo o decaído y que se cansa al más mínimo esfuerzo, puede estar sufriendo de un problema de corazón. Junto a dichos síntomas, También pueden aparecer episodios de tos, reducción del apetito o anorexia y pérdida de peso. Este es un padecimiento que necesita tratamiento veterinario urgente.

Otras causas 

Entre los otros motivos que pueden provocarla, están: 

  • Golpe de calor: Debido al aumento de la temperatura corporal, es una causa grave que debe corregirse cuanto antes, ya que puede llegar a ser mortal. Las mucosas muy enrojecidas y saliva espesa pueden ser síntomas que lo acompañen. 
  • Neumonía: Mi perro respira rápido, tiene fiebre, tos y secreción nasal; puede ser por neumonía. Si es grave, las mucosas pueden adoptar una coloración azul por la falta de oxígeno. 
  • Deshidratación: Al perder más líquido del que se repone. Además de respiración acelerada, puede verse la boca seca, ojos hundidos y encías pegajosas. 
  • Shock: Por reacciones alérgicas, hemorragias, intoxicación, problemas cardíacos, infecciones y otros. 

👉🏼 ¿Aún tienes dudas?

No pierdas tiempo, acude a tu veterinario de confianza o lleva a tu mascota a urgencias si notas que tu perro respira rápido. En VetEasy puedes encontrar todos los servicios veterinarios que necesita tu compañero las 24 horas del día 365 días al año. ¡Descúbrelos