Aunque menos frecuentes, las garrapatas en los gatos también son un problema, principalmente en los animales con medidas preventivas deficientes. Además de generarle el típico picor intenso, estos ectoparásitos se alimentan de la sangre de tu mascota y pueden transmitirle enfermedades graves. Por ello, es primordial que como cuidador le ayudes a prevenir dichos parásitos para garantizar la salud de tu felino. 


  1. Garrapatas en gatos
  2. Enfermedades transmitidas por las garrapatas en gatos
  3. Síntomas de las garrapatas en gatos
  4. Contagio y prevención de las garrapatas en felinos

Garrapatas en gatos 

Las garrapatas son ectoparásitos, es decir, parásitos externos que afectan tanto a perros, como a gatos y otros animales. Se agrupan en 2 grandes categorías, las blandas y las duras. Sin embargo, existen diversos tipos de estas, siendo cuatro las que se adhieren a tu felino; Dermacentor reticulatus, Ixodes ricinus, Rhipicephalus sanguineus e Ixodes hexagonus. Estos, a su vez, varían en tamaño si son jóvenes o adultos, así como de si están llenos o vacíos de sangre. Además, pueden ser negros o marrones oscuros. 

Enfermedades transmitidas por las garrapatas en gatos

No solo resultan molestas por la picazón que generan, sino que, las garrapatas en gatos pueden transmitirle a tu felino patologías severas. Las mismas actúan como un vector para diferentes patógenos, tales como bacterias y protozoos. Entre las principales enfermedades que estos parásitos pueden transmitir a los gatos, están: 

  • Anemia infecciosa felina. 
  • Fiebre del gato maltés (Cytauxzoonosis).
  • Babesiosis felina. 
  • Enfermedad de Lyme.
  • Ehrlichiosis.
  • Tularemia o fiebre del conejo. 
  • Parálisis. 

Síntomas de las garrapatas en gatos

La presencia del propio parásito es, en sí misma, el signo más evidente. No obstante, también puede generarse otros síntomas como el rascado constante y una pequeña hemorragia provocada por la perforación que hace la garrapata en la piel para alimentarse. Si no son eliminadas de forma rápida y llegan a multiplicarse, entonces pueden aparecer síntomas más graves, como parálisis, anemia o intoxicación. 

Contagio y prevención de las garrapatas en felinos

Son 3 fases las que componen el ciclo de vida de las garrapatas y es posible observarlas en un mismo animal. Estas son: larvas, ninfas y adultos. 

Las larvas y las ninfas, las garrapatas más jóvenes, suelen instalarse donde la piel es más gruesa y firme, es decir, en la región dorsal. Por su parte, las garrapatas en gatos que ya son adultas, suelen buscar piel más fina y suave, como la de las patas, cuello, oreja y la zona perianal. En cuanto al contagio, estas suelen engancharse al huésped cuando este está en contacto con áreas como parques o jardines, así como con otros animales como perros y otros gatos.

Por lo general, los gatos domésticos tienen menor probabilidad de adquirirlas, sobre todo si no salen al exterior. En cambio, animales que conviven con perros que sí salen o que pasan mucho tiempo en las calles, son más propensos a sufrir el ataque de las garrapatas. 


¿Cómo prevenir a las garrapatas en gatos? Garantizar la desparasitación periódica con productos antiparasitarios y avalados por el veterinario es lo primero que debes hacer. Además, la desparasitación y la propia consulta al veterinario te ayudarán a protegerlo. Cuida la higiene de tu compañero y del hogar, revísalo si comparte casa con otros animales o tiene salidas al exterior. 

👉🏼 ¿Aún tienes dudas?

En VetEasy puedes encontrar veterinarios y especialistas en medicina felina cerca de ti para atender a tu felino y ayudarte a garantizar su bienestar. ¡Descúbrelos