La fiebre en perros puede aparecer por muchas razones, situaciones o enfermedades que propician las temperaturas altas en su cuerpo. Es decir, que es consecuencia de algo más, sin embargo, es un signo de que algo sucede, ya sea grave o leve, y debe ser controlada y tratada oportunamente. Debes saber que los perros tienen una temperatura normal diferente a la de los humanos, por lo que no podemos usar los mismos parámetros para decir que tiene fiebre. En líneas generales, mientras tu mascota presente una temperatura entre los 38 y los 39 grados, estará bien. Si el valor sobrepasa los 40 grados, es momento de actuar porque se trata de una urgencia veterinaria. 


  1. Síntomas de la fiebre en perros, ¿Son confiables?
  2. ¿Qué causa la fiebre en perros?
  3. Tratamientos para la fiebre en perros

Síntomas de la fiebre en perros, ¿Son confiables?

Para tomar la temperatura de los perros es necesario contar con un termómetro para ello, esta se mide a través del recto y es el único modo de conocer con exactitud su temperatura corporal. Sin embargo, hay algunos otros signos que pueden aparecer con la fiebre en perros, aunque no debes guiarte solo por ellos. Por lo tanto, estas señales sirven para cuestionarte si tu compañero tiene temperatura alta, pero, recuerda siempre medirla con el termómetro rectal o acudir al veterinario. 

  • Nariz seca y caliente. 
  • Secreciones nasales o temblores. 
  • Desanimo, apatía o tristeza. 
  • Falta de apetito, diarrea o vómito. 
  • Irritabilidad o agresividad. 
  • Dormir demasiado. 

¿Qué causa la fiebre en perros?

Una de las razones por las que aparecen otros síntomas junto a la fiebre, como los vómitos y las secreciones nasales, se debe a que todos son resultado de un mismo problema. Es decir, que tanto la fiebre en perros, como otras señales, son causados por enfermedades o situaciones específicas; tales como: 

Ejercicio y golpes de calor

Después de hacer ejercicio, la temperatura de tu mascota puede elevarse y es considerado como algo normal, pero siempre debes observar su evolución. Además, las golpes de calor propician la deshidratación y posterior aumento de temperatura. 

Infecciones o inflamaciones

La fiebre suele ser atribuida a infecciones o inflamaciones y solo los profesionales deben diagnosticar la causa. 

Por vacunas

Después de recibir una vacuna, sobre todo cuando son cachorros, se puede presentar un poco de fiebre. 

Parásitos

Tanto externos, como internos; estos representan un problema de salud seria para tu mascota y debes optar por la prevención antes de que aparezcan enfermedades o síntomas preocupantes. 

Envenenamiento

Por ejemplo, al ingerir productos de limpieza u otra sustancia tóxica. La fiebre, los vómitos y otras respuestas pueden presentarse. Debes llevarlo cuanto antes al médico. 

Tratamientos para la fiebre en perros 

Aunque sospeches que a tu mascota le sucede algo, nunca debes suministrarle medicamentos por tu cuenta, mucho menos si son para humanos. Si crees que tu perro puede tener fiebre, el primer paso es mantenerlo hidratado y proceder a tomar su temperatura. En caso de que no sepas hacerlo o no tengas los medidos, acude al veterinario. Los profesionales podrán diagnosticarlo y son ellos quienes conocen las dosis y medicamentos que le convienen. Una precaución que sí puedes tomar, además de mantenerlo hidratado, es colocar un paño húmedo en su abdomen y almohadillas de las patas. Solo para refrescarlo mientras recibe atención profesional. 

👉🏼 ¿Aún tienes dudas?

Encuentra al veterinario o servicio de urgencias que necesita tu mascota en VetEasy, donde ponemos a tu disposición más de 3500 centros médicos. ¡Descúbrelos y llévalo cuanto antes!