Si has tenido un gato en casa o eres amante de estos animales, seguro que te has preguntado, ¿Es malo bañarlos? ¿Cuándo se puede bañar a un gato? Y no solo eso, muchas dudas surgen sobre este tema, ya que, por lo general, puedes escuchar que no les gusta el agua, que nunca debes hacerlo o que es malo para ellos.

Pero, este no es un tema lineal, hay situaciones o circunstancias en las que es inevitable asearlos para garantizar su bienestar y el de todos en casa.


  1. ¿Cuándo se puede bañar a un gato?
  2. ¿Es malo bañar a mi gato?
  3. Cuándo se puede bañar a un gato ⎮ Situaciones urgentes

¿Cuándo se puede bañar a un gato?

Específicamente hablando de cuándo se puede bañar a un gato, estos animales pueden recibir su primer baño a partir de los 2 o 3 meses, y no antes. De hecho, lo ideal sería comenzar a esta edad si quieres que tu mascota se acostumbre al agua y a los baños. Y, ¿Qué sucede con la afirmación de que los gatos odian el agua? Como con otras situaciones, se trata de costumbre. Al acostumbrarlo a tener contacto con el agua desde pequeño, haciéndolo de manera correcta y sin estrés, te permitirá asearlo en el futuro con mayor facilidad. En cuanto a los tiempos, un gato sin ninguna condición especial que está dentro de casa, no debería ser bañado más de dos o tres veces anuales.

¿Es malo bañar a mi gato?

Además de cuándo se puede bañar a un gato, otra de las dudas comunes es si esto es malo para ellos. La respuesta a si es necesario bañarlos dependerá del gato.

Expertos coinciden en que no es imprescindible bañar a un gato regularmente si este tiene buen aspecto y se encuentra sano. Entonces, ¿Es malo bañarlo? Si se hace frecuentemente sin ser necesario, puede hacer que tu mascota pierda los aceites esenciales presentes en su pelaje. Aunque es bueno hacerlo cuando él o ella lo requiere. No es un secreto que los gatos son animales muy aseados, invierten gran parte de su tiempo pasando su lengua por su cuerpo para limpiarse. Y, si tienes un gato de interior que no suele salir y de paso tiene el pelo corto, seguro que cepillarlo regularmente será más que suficiente.

Cuándo se puede bañar a un gato | Situaciones urgentes

Tanto si acostumbraste a tu gato a bañarse, como si no, hay algunas situaciones en las que es necesario que le des un baño. Algunas de estas son:

  • Al acoger un gato callejero, sea adulto o cachorro, debido a que están sucios.
  • Ante un golpe de calor o en temporadas muy calientes, darle un baño puede ayudar a tu mascota a relajarse y sentirse mejor.
  • Cuando los gatos tienes pulgas y el método elegido es el champú.
  • Si tu mascota tiene el pelo largo o semi-largo y es imposible desenredarlo con el cepillado.
  • La piel grasa puede requerir una limpieza especial.
  • En caso de que tu gato se haya ensuciado con algún producto, tóxico, químico o de cualquier otro que puedan quitarse con agu
  • Si tu mascota tiene tiña que afecte su piel, pelo o uñas. En estos casos suele prescribirse un champú especial.
  • Cuando tu gato deja de asearse por sí mismo.

Ante cualquiera de estas situaciones, un baño puede considerarse como necesario. Sin embargo, en la mayoría de estos casos, lo mejor es consultar con un especialista para el uso de productos específicos y otros detalles.

👉🏼 ¿Aún tienes dudas?

¡Lo mejor es consultar tus dudas con especialistas veterinarios! En VetEasy puedes encontrar a los mejores especialistas en medicina felina, dermatología y todo lo que tu gato puede necesitar; y puedes reservar cita sin salir de casa en tan solo unos clics. ¡Descúbrelos!