Un absceso en gatos puede aparecer en cualquier zona del cuerpo de tu felino, pueden observarse como bultos de diversos tamaños y generar otras señales. Este es una muestra de que nuestro compañero sufre una infección, por lo que debe ser diagnosticado y tratado por un veterinario. Tú, como su cuidador, debes estar al tanto de qué son los abscesos, cómo se presentan y otros datos que te traemos a continuación. Si quieres saber más, te lo contamos a continuación.


  1. ¿Qué es un absceso en gatos?
  2. ¿Cómo se produce un absceso en felinos?
  3. Síntomas de un absceso en gatos y cómo reconocerlos

¿Qué es un absceso en gatos? 

Los abscesos son problemas cutáneos de lo más comunes en gatos, se trata de una cavidad producto de la inflamación e infección de los tejidos, por lo que suelen formarse sobre todo en la piel, así como en la mandíbula u órganos como el hígado. Más específicamente, un absceso es la encapsulación del tejido circundante (efectuada por el tejido conjuntivo) y, el pus que contiene, se genera como una consecuencia de la inflamación e infección de dichos tejidos. Por ello, suelen ser definidos simplemente como un cúmulo de pus. Además, estos no aparecen sin razón, sino que son producto, generalmente, de una herida en la piel, como una mordedura o arañazo. Es decir, son producidos por microorganismos y, en el caso de los gatos, la mayoría de los abscesos tienen un origen bacteriano. 

¿Cómo se produce un absceso en felinos?

Como ya hemos dicho, la aparición es debido a una herida, principalmente arañazos y mordeduras; por ejemplo, cuando se pelean entre ellos. Entonces, cuando un animal muerde a otro, los microorganismos presentes en su boca ingresan en el tejido generando la infección. No obstante, dichas bacterias también pueden penetrar en la piel por otro tipo de heridas, como pinchazos o cortes por cuerpos extraños. Después de que se haya formado el absceso, este puede romperse y pasar a drenarse de manera natural, lo que hace que el pus sea eliminado hacia el exterior del cuerpo o hacia el interior. Sin embargo, en algunos casos, es necesario drenar, limpiar y también desinfectar el área con una intervención veterinaria

Síntomas de un absceso en gatos y cómo reconocerlos 

La sintomatología causada por un absceso en gatos puede variar según la zona donde se encuentre, su extensión y las bacterias implicadas. Con esto en mente, los síntomas más frecuentes son malestar general y dolor, así como fiebre. También es posible que nuestro compañero felino se muestre apático y menos activo, al igual que con cambios de comportamiento; incluso puede disminuir la ingesta de alimentos o negarse por completo a hacerlo. En cuanto a cómo reconocerlos, seguramente podrás notar alguno de estos signos: 

  • Un bulto caliente y que le duele, si es reciente será duro, mientras que si tiene ya un tiempo podría estar más blando. 
  • Supuración si el absceso se ha abierto por sí mismo. 
  • Enrojecimiento de la piel
  • Una lesión o herida en la piel, como una costra o un corte. 
  • Puede haber cambio de color en la zona, adoptando un tono violáceo o azulado. 

Una de las formas de reducir la aparición de un absceso en gatos es evitando que tu mascota pelee con otros animales, así como garantizar una limpieza adecuada de cualquier herida.

👉🏼 ¿Aún tienes dudas?

Consulta con profesionales las medidas preventivas que puedes aplicar o lleva a tu felino al veterinario si crees que sufre de un absceso. En VetEasy puedes encontrar profesionales y clínicas veterinarias especializados en gatos para tratar a tu compañero. ¡Descúbrelos ahora