Te has preguntado recientemente ¿Por qué mi perro bebe mucha agua y orina mucho? Si has notado un cambio en el consumo de agua de tu mascota, así como en las veces que va al baño, debes saber que puede ser un indicativo de muchas cosas. En algunos casos puede ser producido por una enfermedad, mientras que, en otros, no necesariamente responde a algo negativo. 

¿Cuándo un perro bebe mucha agua y orina mucho? 

Tú mejor que nadie conoces cuánta agua consume tu compañero y cuántas veces necesita orinar al día. Aunque puede variar un poco, por lo general, te servirá para darte cuenta si está bebiendo más o menos líquido, así como si va más o menos veces al baño.  Otra manera de establecer por qué mi perro bebé mucha agua y orina mucho es por la cantidad. Considerándose como normal que un perro consuma 70 mililitros por kilo y orine 25 mililitros por cada kilo de peso. Sin embargo, dicha cantidad también dependerá de otros factores. Pero, cuando un perro bebe mucha agua y orina más de 50 mililitros por kilo al día, se considera que micciona demasiado. Este exceso de orina se conoce como «poliuria», y debes verificar si está caracterizada por expulsiones frecuentes y pequeñas, dolor y urgencia por orinar (podría ser una infección). 

¿Por qué mi perro bebe mucha agua y orina mucho?

Beber mucha agua y orinar demasiado, es una situación conocida como polidipsia-poliuria y puede ser producida por diversos factores, algunos normales, y otros más preocupantes: 

Situaciones en las que es normal que un perro beba mucha agua:

  • De acuerdo a la alimentación que reciba, si es seca o mojada, puede favorecer un mayor o menor consumo de agua para digerirlo. 
  • La época y temperatura ambiente, por ejemplo, en verano beber agua les ayuda a combatir el calor
  • Los paseos bajo el sol fuerte, el ejercicio y actividades de este tipo pueden llevarlo a tomar mucho líquido, aunque solo después de realizarlos. 
  • Cuando son cachorros y jóvenes, al ser más activos, pueden beber mayor cantidad de agua. 
  • Cuando las perras están en periodo de gestación o lactancia, es normal que ingieran más agua y comida, ya que su organismo tiene una mayor necesidad de ambos. 

Otras causas 

Algunas enfermedades, síndromes y tratamientos médicos pueden ser la razón de por qué mi perro bebe mucha agua y orina mucho. Tales, como: 

  • Enfermedad renal: Afecta la función de los riñones, tu perro orina más de lo normal y esta puede ser de color transparente. La inapetencia, el aumento del consumo de agua y la apatía son otros síntomas. 
  • Diabetes mellitus: Ya que el páncreas segrega menos –o nada– de insulina, genera una hiperglucemia qué, a su vez, provoca la sed, cataratas, cansancio y otros.   
  • Tratamientos con corticoides o diuréticos: La polidipsia puede ser un efecto secundario de estos tratamientos, los diuréticos buscan, precisamente, la eliminación de líquidos del organismo, lo que puede llevar a tu mascota a tener más sed. 
  • Síndrome de Cushing: En este caso, el organismo experimenta una mayor producción de cortisol, siendo beber mucha agua, orinar bastante, comer excesivamente y la caída del pelo algunos de sus síntomas. 
  • Trastornos obsesivos compulsivos: llegan a influir en el aumento de consumo de agua. 
  • Diarrea y vómito: Ya que, para no deshidratarse, el organismo necesita más agua. Suele volver a la normalidad después de superar los vómitos y diarreas. 

👉🏼 ¿Aún tienes dudas?

La mejor forma de mantener a tu mascota sana es acudiendo a revisión periódicamente con profesionales veterinarios. Así que, si no sabes por qué mi perro bebe mucha agua y orina mucho o tienes otras inquietudes, te recomendamos que le preguntes directamente a un veterinario. En VetEasy puedes encontrar a los mejores centros y profesionales veterinarios más cerca de ti. ¡Descúbrelos y pide cita!