¿Te has preguntado por qué a mi perro le suenan las tripas? Estos sonidos pueden aparecer de repente y despertar curiosidad en cualquiera que esté cerca de tu mascota. No solo por el ruido, también por el momento o la forma en la que se presenta.  


  1. A mi perro le suenan las tripas, ¿Es normal?
  2. Al perro le suenen las tripas, pero tiene otros síntomas
  3. ¿Qué hacer si a mi perro le suenan las tripas?

A mi perro le suenan las tripas, ¿Es eso normal?

Dichos sonidos se llaman borborigmos y, por lo general, son producidos cuando el intestino funciona con normalidad. Este puede verse como un sistema de tuberías por el que pasa el agua, creando sonidos en las cañerías. El contenido intestinal vendría siendo el líquido, mientras que, las tripas son las tuberías que suenan al pasar por ellas. Esto quiere decir que, después de beber o comer, es normal que aparezcan los ruidos, principalmente si tu mascota ha comido bastante en poco tiempo. Además, dichos ruidos también pueden aparecer cuando tu compañero pasa muchas horas sin comer y con hambre, debido a que el intestino recibe señales de tipo hormonales que activan sus movimientos. Si, en cambio, te encuentras con que a mi perro le suenan las tripas muy fuerte, muy seguido o junto a otros síntomas, es posible que algo no esté bien con él o con su aparato digestivo.

Al perro le suenan las tripas, pero tiene otros síntomas 

Escuchar los borborigmos es normal en muchas ocasiones, sin embargo, en otras situaciones la respuesta a por qué aparecen la encontrarás en algún problema que genera un exceso de movimientos. Puedes encontrarte en las siguientes situaciones:

Le suenan las tripas con diarrea y vómito

Si tu mascota también presenta diarreas o vómitos, puede ser por una gastroenteritis aguda, es decir, por una inflamación del aparato digestivo generada por cambios bruscos en la dieta o alimentos en mal estado. También puede ser por una inflamación intestinal crónica, en la que el intestino no puede digerir los alimentos correctamente. 

Ruidos, vómitos, diarrea y flatulencias

Cuando a los vómitos y diarreas se le suman flatulencias, entonces puede ser que tu perro sufra de una intolerancia alimentaria

El perro no defeca, inapetencia y dolor 

En este caso, los ruidos junto a la falta de apetito, intentos de defecar sin conseguirlo y dolor pueden deberse a una obstrucción intestinal. La misma puede generarse por un cuerpo extraño, pero también por inflamación de otro órgano.

Mayor motilidad = a más ruidos

Suministrarle medicamentos que estimulen la motilidad intestinal pueden llevar a que las tripas le suenen más. Por ejemplo, la domperidona o la cisaprida. 

¿Qué hacer si a mi perro le suenan las tripas?

Si notas que síntomas como las flatulencias, el vómito o la diarrea no se resuelven en 24 horas o después de seguir una dieta, lo mejor es hacer una visita al veterinario. 

Por otra parte, si a tu perro le suenan las tripas después de comer o porque ha pasado mucho tiempo sin alimentarse, seguramente no será nada preocupante. Lo que sí puedes hacer para disminuir los borborigmos es garantizar que se alimente siempre a las mismas horas, con un mínimo de 2 tomas diarias. Además, la cantidad de comida debe ser la que necesite, ni muy poco, ni demasiada. Elige una dieta adecuada para su condición y para su edad, preferiblemente con el visto bueno y acompañamiento de un profesional veterinario especializado en nutrición. 

👉🏼 ¿Aún tienes dudas?

En VetEasy puedes encontrar veterinarios, nutricionistas y otros expertos para atender a tu mascota en lo que necesite. ¡Descúbrelos y pide cita!