El estrés es una sensación que puede afectar a humanos y otras especies. Los felinos no están exentos de este padecimiento, por lo que se debe cuidar el ambiente y su salud en general. No obstante, el estrés en gatos puede originarse por diferentes razones, y por ello es importante conocerlas todas. De esta forma será mucho más fácil para ti cuidar de tu mascota. 


  1. Principales causas del estrés en gatos
  2. Cómo saber si mi gato está estresado
  3. Si mi gato está estresado, ¿Cómo puedo reducir los síntomas?

Principales causas del estrés en gatos 

Aunque tu compañero viva en casa, no podemos olvidar que los gatos conservan su instinto de reproducción, así como el de interacción social y de caza. Por su parte, son animales de hábitos nocturnos, muy activos durante esta hora y que tienden a ser territoriales. En este sentido, cada gato posee unas necesidades en concreto que deben cubrirse para conservar su bienestar mental y físico. Entendiendo, además, que cada uno responde a los estímulos de forma distinta, lo que puede indicar que los factores de estrés son muchos. Aunque algunos de los más frecuentes son: 

  • Poca interacción con otros gatos, así como con el ambiente que lo rodea. 
  • Si usa arenero, la falta de mantenimiento puede generar estrés en gatos. 
  • Castigar al animal intentando disciplinarlo, sobre todo cuando se eleva la voz o se aplican reprimendas físicas. 
  • Cambios drásticos en su estilo de vida. 
  • Mala alimentación. 
  • Factores de miedo o dolores agudos. 
  • Relaciones sociales conflictivas, bruscas o poco agradables. 

De igual forma, debes saber que un gato puede estar estresado por una o más razones. En ciertas ocasiones, el factor que genera el estrés en él puede no detectarse por completo. 

Cómo saber si mi gato está estresado 

Los síntomas de un gato estresado, por lo general, se reflejan en un cambio físico y de comportamiento. Estas son las señales de que tu mascota puede estar sufriendo de ansiedad: 

  • Tu felino realiza sus necesidades fuera de su lugar habitual (arenero) y, en cambio, lo hace en cualquier otro sitio de la casa. 
  • Suelen evidenciarse conductas compulsivas, como el acicalamiento excesivo o la contracción espasmódica de su espalda. 
  • Muestra comportamientos agresivos de forma repentina. 
  • Tu gato deja de comer adecuadamente. Esto suele estar acompañado de otro síntoma en el que el animal ingiere objetos extraños, como pedazos de tela. 
  • Marca territorio con mayor frecuencia con la orina o con las uñas. 
  • Abre la boca exageradamente y en repetidas ocasiones. 

También es importante saber que, si tu compañero felino permanece estresado durante demasiado tiempo, puede desarrollar enfermedades físicas. Por ejemplo, problemas respiratorios, urinarios o gastrointestinales. 

Si mi gato está estresado, ¿Cómo puedo reducir los síntomas? 

Lo mejor que puedes hacer para reducir el estrés en gatos es generando un entorno seguro para él. Esto lo logras habilitando espacios independientes e higiénicos, donde pueda estar en tranquilidad. Por otro lado, dicho sitio puede incluir elementos estimulantes, como juegos y rascadores, sin descuidar elementos que estimulen la socialización. También puedes evaluar actitudes propias o de personas cercanas al gato que puedan generar estrés en el felino e intentar cambiarlas. Por último, es imprescindible cuidar su salud, haciendo revisiones regulares con el veterinario y proporcionando una alimentación adecuada. 

👉🏼 ¿Aún tienes dudas?

En VetEasy puedes encontrar especialistas en medicina felina, veterinarios generalistas y etólogos para ayudarte. No dejes el bienestar de tu mascota a la suerte, ¡Descúbrelos cuanto antes!