La época navideña es una época especialmente dulce y alegre, pero también puede ser peligrosa para nuestras mascotas, especialmente para nuestros perros. Muchas de las comidas y bebidas típicas de esta época del año son tóxicas o dañinas para nuestros compañeros, y es importante tener cuidado de no compartir estos alimentos con ellos.


  1. El hueso del jamón
  2. Rellenos y salsas con especies
  3. Turrones
  4. Polvorones y chocolate
  5. Nueces
  6. Huvas y pasas
  7. Alcohol


Debemos tener en cuenta que los perros no pueden comer lo mismo que las personas y si dudamos si le podemos dar algún alimento, es importante indagar antes de dárselo para evitarnos intoxicaciones. Así que si quieres disfrutar de unas Navidades tranquilas y sin urgencias, evita darles las siguientes comidas a nuestros compañeros:

1. El hueso del jamón

Aunque es una tradición común compartir huesos con nuestros perros, estos huesos pueden romperse y obstruir o dañar el sistema digestivo de nuestras mascotas. Además, el jamón en sí mismo puede ser muy graso y causar problemas estomacales en nuestros compañeros.

2. Rellenos y salsas con especies

En estas fechas señaladas, es normal encontrar en nuestras mesas platos más elaborados como un pollo relleno con verduras y salsa. Es posible que algunas salsas o rellenos contengan ingredientes que pueden ser difíciles de digerir para los perros, lo que puede llevar a problemas gastrointestinales. Por lo tanto, es importante evitar darle a tu compañero comidas con relleno o salsas a menos que estén diseñadas específicamente para ellos y sean seguras para su consumo.

3. Turrones

Aunque es una delicia para los humanos, el turrón contiene azúcar y algunos, manteca de cacahuete, dos ingredientes muy dañinos para los perros. El azúcar puede causar problemas de obesidad y diabetes en los perros, mientras que la manteca de cacahuete puede causar problemas estomacales y, en casos graves, incluso puede ser mortal. 

4. Polvorones y chocolate

Los dulces navideños también son peligrosos para los perros. Nuestros compañeros son muy propensos a robar dulces y chocolates de la mesa de Navidad, pero el chocolate es tóxico para los perros y puede causar síntomas graves como vómitos, diarrea y, en casos graves, incluso puede provocar una falla renal. Los dulces navideños también pueden ser peligrosos debido a su alto contenido de azúcar que contiene xilitol, y puede causar problemas de obesidad y diabetes en los perros. 

5. Nueces

Los frutos secos en general, no son los mejores alimentos para nuestros compañeros. Contienen altos niveles de fósforo y elevados niveles de grasas. Las nueces son típicas en los postres de Navidad pero debemos tener cuidado en dárselas a nuestras mascotas, sobre todo las nueces de macadamia y las negras. Si ingieren suficiente cantidad, les puede causar temblores, vómitos y diarrea.

6. Uvas y pasas

Las uvas y los pasas son tóxicas para los perros y deben evitarse completamente. Consumir uvas o pasas puede causar insuficiencia renal en los perros y puede ser potencialmente mortal. Si sospecha que su perro ha consumido uvas o pasas, debe buscar atención veterinaria de inmediato.

7. Alcohol